divendres, 21 de novembre de 2008

Un poema meravellós de Dylan Thomas.


AMOR EN EL ASILO

Ha venido una extraña
a compartir mi espacio en la casa, no bien de la cabeza
una chica con la cabeza a pájaros

corriendo el pestillo de noche con su brazo de pluma
derecha en la laberíntica cama
engaña a la casa a prueba de cielo con nubes entrantes.

Empero engaña recorriendo el cuarto de pesadilla
amplio como los muertos
o cabalga imaginados océanos de recintos varoniles.

Ha llegado poseída
admitiendo la luz engañosa bailando sobre la pared,
poseída por los cielos.

Duerme en el estrecho cauce pero recorre el polvo
y maldice a voluntad
sobre las mesas del manicomio desgastadas por mis lágrimas
caminantes.

Y llevado por la luz en sus brazos muy a mi gusto
puedo sin error
sufrir la primera visión que puso fuego a las estrellas.

Imprimir

Agrair la foto a Diego Epstein.

1 comentari:

Ximo Badenes i Barceló ha dit...

Si què és un poema meravellòs de veriat.Però, com el meu cap sepre se'n va per altres llocs. no més he acbat de llegir-lo hi he pensat amb el traductor, que deude ser meravellós, també.